¿El secreto de vivir con VIH? No es para nada secreto. Simplemente visita a tu doctor regularmente y toma tu medicamento a tiempo cada vez. Haz esto y reducirás significativamente el riesgo de enfermarte y el riesgo de transmitir el VIH a otros.

Sabemos que la vida puede impedir que mantengas un cuidado consistente. Puede ser cualquier cosa, desde tu trabajo o una relación, hasta el uso de sustancias; sólo recuerda que no estás solo con tus problemas.

Hablemoslo.

Cuando surja un problema, habla con un amigo o un familiar. No dudes en hablarlo con el coordinador de tu caso o con tu doctor. Se abierto y honesto. Que no te de miedo pedir ayuda. Es tu responsabilidad continuar con tu atención medica, pero no tienes que hacerlo solo.

Recursos