Hacerte la prueba del VIH en Arizona es confidencial pero no anónima. Se te pedirá que compartas información personal y lo que te pudo haber puesto en riesgo de contraer el VIH. Si usas una prueba casera y tienes un resultado positivo, deberás proporcionar información sobre ti si tienes una cita en persona en un laboratorio como seguimiento a la prueba.

Si tu resultado del VIH es negativo

Tu nombre e información para contactarte no será reportado. Alguna información limitada como tu edad, género y factores de riesgo serán añadidos a una base de datos apropiada.

Si tu resultado del VIH es positivo

El proveedor de tu prueba está obligado por la ley estatal a reportar tu nombre y los resultados de tu prueba al Departamento de Servicios de Salud de Arizona. Esta información es guardada en una base de datos segura y es confidencial. Tu compañía de seguro médico, empleador u otras organizaciones externas no conocerán los resultados de tu prueba a menos que tú des permiso de compartir dicha información.