PEP – Prevención del VIH a la mañana siguiente

Incluso si eres diligente en la prevención del VIH, es posible que cometas un error.

Si lo hace, ahora existe la profilaxis posterior a la exposición (PEP), un tratamiento que debe buscar lo antes posible.

Para que sea eficaz, el tratamiento con PEP debe comenzar dentro de las 72 horas posteriores a la exposición. Debe tomarse todos los días durante 28 días. Su médico determinará qué tratamiento es el adecuado para usted en función de cómo estuvo expuesto al VIH.

Debe recibir tratamiento PEP de inmediato si cree que puede haber tenido una exposición de alto riesgo al VIH, como:

  • Relaciones sexuales sin protección con alguien que le ha dicho que es VIH positivo o que cree que puede tener VIH.
  • Un condón que se ha roto o caído durante las relaciones sexuales.
  • Violación o agresión sexual
  • Exposición al VIH relacionada con el trabajo, como el contacto con materiales infectados o una herida por pinchazo de aguja
  • Compartir agujas para inyectar cualquier tipo de droga (incluidos esteroides)

Prevención de Emergencias

La PEP es una estrategia de prevención de emergencia que debe iniciarse a más tardar 72 horas después de la exposición. Cuanto antes comience el tratamiento, mejor.

Consulte a su médico, vaya a la sala de emergencias de su localidad o busque un proveedor cercano.

Si en repetidas ocasiones se encuentra en riesgo de exposición al VIH, no debe confiar en la PEP como método de prevención. En su lugar, considere la profilaxis previa a la exposición (PrEP), una pastilla de una vez al día que ayuda a prevenir el VIH.

Para obtener más información sobre PEP, llame a la tía Rita al (602) 903-1221.