Incluso si eres diligente en la prevención del VIH, es posible equivocarse. Si lo haces, ahora hay Post-Exposure Prophylaxis (PEP), un tratamiento que debes tomar tan pronto como sea posible.

Para que el tratamiento de PEP sea efectivo, se debe tomar dentro de las primeras 72 horas de haber sido expuesto. Se debe de tomar a diario durante 28 días. Tu doctor determinará que tratamiento es el correcto para ti dependiendo de cómo estuviste expuesto al VIH.

Debes de recibir tratamiento de PEP inmediatamente si crees que has tenido una exposición de alto riesgo al VIH, como, por ejemplo:

  • El condón se rompió o se salió durante las relaciones sexuales
  • Violación o abuso sexual
  • Exposición al VIH relacionada con el trabajo, como el contacto con materiales infectados o una lesión con una aguja
  • Compartir agujas para inyectar cualquier tipo de drogas (incluyendo esteroides)

Emergency Prevention

PEP es una estrategia de prevención de emergencia que debe iniciarse dentro de las primeras 72 horas después de la exposición. Cuanto antes comience el tratamiento, mejor.

Si en repetidas ocasiones te encuentras en riesgo de exposición al VIH, no deberías confiar en PEP como un método de prevención. En su lugar, considera Profilaxis Pre-Exposición (PrEP), una pastilla que se toma una vez al día que ayuda a prevenir el VIH.

Para aprender más sobre PEP, llama a Aunt Rita’s al 602-903-1221.